Rama - Clavo de Olor

Pimpollos en el postre

El perfume del clavo de olor es tan intenso y característico que es fácil imaginarlo si cerramos los ojos y pensamos en alguno de esos dulces o postres aromatizados con los pequeños bastones negros. Yo pienso en los quindines y el zapallo en almíbar que hacía mi abuela paterna.

Pero hay una imagen mental más dificil de evocar para quienes vivimos lejos del océano Índico: la de la planta que produce tan peculiar especia. Recordaremos de las clases de Historia que el clavo era uno de los productos más codiciados por los europeos cuando se lanzaban al peligro de los mares en busca de nuevas rutas a las Indias. Pero del mismo modo que los padecimientos de los habitantes de ‘las Indias’ quedan relegados a un segundo plano en los relatos épicos escolares, el tesoro codiciado se pinta desprovisto de su planta madre.

Es así que cuando el clavo llega a nuestras mesas ya no hay quien reconozca en él una flor cerrada ni evoque en ella al árbol que los habitantes de las islas Molucas plantaban por cada niño que nacía. Para los curiosos, ésta es una rama florecida del árbol del clavo, Syzygium aromaticum, cuyos botones florales -las flores que aún no han abierto- todavía se cosechan a mano antes de emprender su viaje hasta nuestras despensas. Rama florecida de clavo Hay más de 2500 años de historias para contar sobre el clavo de olor, especia conocida y apreciada desde tiempos remotos. Por ahora, un sólo dato curioso de esta pequeña flor: según la teoría de las signaturas, muy en boga en la Edad Media, entre las muchas propiedades del clavo se destacaba su poder afrodisíaco.

————————————————————–

Foto título: tinofrey. Wikimedia Commons.

Ilustración: W.J.Hooker (1827) tomada de: plantillustrations.

Anuncios

3 comentarios en “Pimpollos en el postre

  1. El clavo de olor, que hoy perfuma , mi ropero, y cuando niña y me dolía la muela me daba uno para masticar, mientras pedía hora al dentista.
    Si este pimpollo ocupa un lugar especial en mi memoria.
    Me encanta que el árbol vuelva perfumado, por la presencia del divino clavo de olor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s